Historia de la homeopatía

La homeopatía clásica se define como un método terapéutico basado en el uso de cantidades diminutas (infinitesimales) de sustancias que en grandes dósis producirían síntomas parecidos a los de la enfermedad que está siendo tratada (“Ley terapéutica de los Semejantes”). Este método fue desarrollado por el Dr. Samuel Hahnemann a principios del S.XIX.

HOMEOS = SEMEJANTE  PATHOS = ENFERMEDAD

Principios Básicos

 

Ley de Similitud:

Sostiene que toda sustancia capaz de provocar determinados síntomas en un individuo sano será capaz también de curar síntomas semejantes que presenten enfermedades naturales.

Individualidad

Para la homeopatía no existen enfermedades sino enfermos.

Dosis Mínimas

Sostiene que cantidades mínimas (infinitesimales) mantiene su actividad curativa sin producir efectos indeseables.